lunes, 18 de mayo de 2009

ISRAEL Y QUEBRACHO

Parece que a Israel le está permitido todo. Desde organizar a través de sus organizaciones satélite, como la DAIA-AMIA, actos para “saludar la creación del estado israelí” hasta la utilización de “provocadores” que “agredieron” un acto realizado en la Avenida de Mayo, en Buenos Aires. Dichos “provocadores” según el ministro Aníbal Fernández “son militantes de izquierda vinculados al grupo Quebracho”. Concretamente el “Frente de Acción Revolucionaria”

Sucede, que el “grupo Quebracho” está lleno de policías y servicios de inteligencia, e invariablemente está vinculado a operaciones “false flag”, por lo cuál habrá que sospechar que la llamada “provocación antisemita” es una operación montada para volver a jugar el tradicional papel de víctimas que siempre han jugado, pese aque ya no tienen forma de discimular las ya tradicionales atrocidades terroristas cometidas por Israel desde su existencia misma.

¿Quién puede pretender saludar la existencia de un estado terrorista, cuya existencia misma está basada en la masacre y desplazamiento de los palestinos. La Nakba o Al-Nakba. El 15 de mayo de cada año el pueblo palestino conmemora el aniversario de la Catástrofe (Al-Nakba) surgida en 1948; y aún los palestinos sufren sus consecuencias debido a la ocupación de la tierra, los crímenes, el bloqueo, los arrestos, la discriminación y la opresión, además de la expulsión de millones de refugiados que son privados de ejercer su derecho al retorno. Este desarraigo colectivo y forzoso representó uno de los peores crímenes que ha conocido la humanidad.